Páginas

domingo, 20 de febrero de 2011

Deduce el resto, porque eres inteligente (o diez argumentos para, por lo menos, pensártelo)

Lo siento. No tengo vocación apostólica, o la voy perdiendo. Cada vez soporto más a disgusto mantener las redundantes conversaciones sobre tecnología en el aula sí o no. Y los aún más manidos argumentos: no sé, no va, la administración no me quiere, todos no tienen Internet, las redes sociales son malas, me puedo meter en un lío si cuelgo un vídeo, no tengo tiempo (aunque debo admitir que, en mi opinión, el factor “tiempo”, en sus múltiples determinaciones, es el gran olvidado de los que de un modo u otro, con más o menos matices, somos edutecnofílicos)…
He vuelto a tener una de esas peloteras hace pocos días, y cada vez me digo que será la última. No sé cómo exponer mis argumentos, así que voy a ponerlos en sencillo y encadenado orden de aparición mental, sin pretender, como recomendaba el último Rousseu (que, por renuncia expresa a su “personalidad” habría que llamar ya Jean-Jacques), escribir más que para mí mismo.
  1. Todos somos hijos de una época: cuando “entraste” en el sistema (el educativo), siendo jóven, había maestros y profesores que apostaban por la tarima, el bedel pasando por las aulas para indicar que habían terminado las clases, las reválidas en todos los niveles habidos y por haber y las evaluaciones sin voz ni voto (o sea, veto) a los alumnos. Esos argumentos te daban pavor, te parecían rancios. Tú no eras así, tu tiempo no era ése, y no querias seguir participando de ese modelo educativo. Ahora han entrado ya varias generaciones detrás de ti. Hijas de su tiempo, como tú. Deduce el resto, porque eres inteligente.
  2. Pregúntate para qué educamos en los primeros niveles del sistema educativo: para socializar. ¿Y en el siguiente? Para seguir socializando, pero ahora también para fomentar hábitos y estructuras mentales coherentes y críticas. Capacidades. No formamos expertos en filosofía, en matemáticas o en biología. Pero es más: nunca (ni en los tiempos de las tarimas) lo hemos hecho. ¿Cuáles son en el presente los medios de socialización? Fácil: los que realmente están posibilitando cambios en los modelos transmisivos lineales que odiábamos los progres de los ochenta. Esos son los nuevos media. Deduce el resto, porque eres inteligente.
  3. Pregúntate por qué no es posible el paso de la tiza y los problemas a la tiza digital y los problemas digitales. Aquí te estoy pidiendo realmente poco. Quizás otros no, pero yo estaría dispuesto a aceptar, en principio, que fuera sólo (aunque fuera sólo) una simple trasposición. Ya habrá tiempo para otras cosas. En tus clases seguramente se dialoga con fines educativos (¿o no?). ¿Crees que no es posible trasladar ese diálogo fuera de ellas? Deduce el resto, porque eres inteligente.
  4. Creo sinceramente que los contenidos están exagerados en los curricula. ¿Quién acaba el libro de texto? Y si lo acaba, ¿en qué condiciones? Diferencia entre la tranquilidad de tu conciencia y la tranquilidad de la conciencia de tus alumnos. En las interminables discusiones, cuando se refieren al bachillerato, acabamos inevitablemente ante la selectividad, que no sé por qué se llama PAU en catalan. Si crees que una nueva metodología tecnológica es inoperante para tus “objetivos” educativos es porque crees que traes una mejor. Si crees que con tus comentarios de texto, los exámenes tema a tema y tus problemas de cálculo los alumnos aprobarán la selectividad, debes recordar que un 96% la aprobaban, la aprueban y, por extensión, la aprobarán. Si crees que este argumento refuerza tu posición, relee el punto 2. ¿Cuál es el objetivo de la educación? Deduce el resto porque eres inteligente.
  5. El miedo es el principal aliado del inmovilismo. ¿Miedo a no saber bastante? ¿al fracaso estadístico? ¿al cambio, simplemente? Relee el punto 1. Deduce el resto, porque eres inteligente.
  6. Procura que tus argumentos estén respaldados, hasta donde sea posible, por lo que se sabe científicamente del mundo digital, y no por lo que se sospecha de él. Es muy cierto que existen estudios que prueban casi cualquier cosa, pero eso es una cosa y la demagogia otra. Digo esto en el marco de los nuevos escenarios comunicativos que son las redes sociales. Los porcentajes de “peligro” son escandalosamente bajos, los potenciales cognitivos, insospechadamente elevados. Acepto la infantilización como argumento, sólo si eres capaz de decirme cuándo las relaciones sociales, también las educativas, en niños y adolescentes no han sido infantiles, y si no crees que nuestra tarea ha sido siempre combatir la infantilización con formación. Deduce el resto, porque eres inteligente.
  7. Hay un punto que para mí es crucial: quizás la presunta infantilización cognitiva es correlativa de la fase infantil de la tecnología (curioso que esta fase infantil sea ya una fase “post”, aunque éste es otro tema). Es el descubrimiento del juguete nuevo que nos alucina con tantas posibilidades que el “mira lo que hago” se impone al “mira por qué lo hago”. Pero esto pasa, como pasa la edad de los cuentos, aunque se afirma que es más feliz quien no deja nunca de creer del todo en ellos. Pero, de nuevo, no sé de quien pueda ser responsabilidad, sino de los docentes, acelerar el tránsito de la fascinación de un juguete a la explotación de sus posibilidades. Deduce el resto, porque eres inteligente.
  8. Las familias y la sociedad no ayudan. Correcto. Te diré más, bajo mi punto de vista  no esperes que lo hagan en un futuro inmediato. Muchos padres y madres están tan fascinados como sus hijos por el juguete nuevo. Y eso, que debería ayudar, no lo hace. Nosotros ya no tenemos el arma de la prohibición, ni la de la sanción: ése es el terreno de juego y si no te gusta no deberías haber comenzado el partido. Pero nadie te pide tampoco esfuerzos titánicos, ni que cambies el mundo. Quizás cambie si, en vez de vociferar tanto que vamos a cambiarlo, nos olvidamos de ello y nos dedicamos a hacer pequeñas cosas (entre ellas ignorar muchas obligaciones admintrativas). Si te gusta la idea de la rebeldía, piensa que es posible una “tecnología de resistencia”, de resistencia frente a la infantilización real, que procede del desconocimiento, el consumo indiscriminado de mensajes y la inacción administrativa y familiar en materia de formación tecnológica. Deduce el resto, porque eres inteligente.
  9. No puedo olvidarme del “esfuerzo”. El esfuerzo que echamos de menos, la cultura de la responsabilidad y del sacrificio. Desde siempre he sido más epicureo que estoico, pero, bien entendu, el placer también es hijo del trabajo. Acepto la necesidad de que los alumnos se esfuercen, de que trabajen, de que creen cosas y se comuniquen, que rompan el aislamiento al que les somete la actual concepción de los centros y las disciplinas, que pongan en valor la privilegiada situación que consiste en poderse educar como jamás en la historia. ¿Pero, cómo no iba a aceptar todo eso? No me hagas tan estúpido ni simplifiques mis razones. Sin embargo, ¿estás tu dispuesto a aceptar el esfuerzo que se te pide para que seas hijo de tu tiempo? Deduce el resto, porque eres inteligente.
  10. Y si no quieres ayudar, por lo menos no molestes.

20 comentarios:

  1. pozí señó @francescllorens ... suscribo los 10 ..y hasta te daría la matrícula de honó ... competencias, exámenes y medianías soy de la tribu de la alegría !!! viva el mal, viva el capital, viva la universidad letal !!! ...
    estoy hasta por poner otros 10 punticos más burros ...!!! ;-)
    saludos y salú

    ResponderEliminar
  2. ¡Ostras! ¡Cómo se las gasta el Francesc! Casi coincidentes en el tiempo, la carta de la profesora de Tarragona, describiendo como los portatiles y una mala conexion a Internet le impiden dar clase como siempre lo ha hecho, y tu decalogo-argumentario sobre por qué es necesario usar las TIC en educación y cambiar de métodos me sugieren una hipótesis psicoanalítica:

    ¿Es la falta endémica de formacion pedagogica inicial del profesorado de secundaria (del de universidad no hablaremos esta vez :-) ) la que ontológicamente les impide comprender a muchos que es necesario un cambio en como hacen las cosas? El argumento en un poco esencialista, pero... si algo no existe, es negado, no es ni siquiera "pensado", como vamos a hablar de él, analizarlo, etc. para hacerlo evolucionar, cambiar, mejorar, etc.

    "¿Es que hay más de una manera de "dar clase"? ¿Algo diferente a lo que hicieron conmigo durante todo el bachillerato y toda la universidad?"

    Hay mucha gente que no puede creerlo, que no puede verlo, que no puede hablar de ello porque no tiene siquiera el vocabulario. Atrapados por una metáfora, diría, después de Novadors 2009.

    Asi nos va.

    Gracias por las ideas para seguir argumentando.

    j.




    (¿por que este "textarea" no me deja poner acentos? :-()

    ResponderEliminar
  3. Maestro, fantástico artículo.
    Ojalá lo leyeran los que lo tienen que leer. Para contribuir a ello, voy a colgarlo en la sala de profesores de mi instituto, al lado del horario de guardias, a ver si hay suerte, alguien se confunde y se da por aludido.
    Gracias por regalarnos estas palabras que plasman los pensamientos de muchos.

    ResponderEliminar
  4. Ana, como me vuelvas a llamar así, no escribo más. Me ruboriza viniendo de ti (y de tus prácticas) que eres de quien aprendemos los que te conocemos, y deberían los que no.

    ResponderEliminar
  5. Pues que no te ruborice tanto o te llamo gurú :D

    Prefiero lo de maestro, siempre estoy aprendiendo de ti aunque sea en la distancia. Te eché mucho de menos en la última de Novadors, y no solo porque solo Jaume y yo salíamos poco a la calle ;-)

    ResponderEliminar
  6. Me dejé el post para un momento lúcido, con la certeza de que tendría que pensar... (indicación expresa del título, y yo que soy inteligente, me di por aludida).

    Veo que hice bien. En buscar el momento adecuado, y en leerlo. Menuda lección de "desorden expositivo" certero, de ingenio, y sobre todo, de claridad de ideas. Hasta la 10, me parecen todas ellas incontestables, aleccionadoras... podrías haber acabado cada una diciendo "vamos, no me jodas". Pero la 10... esa idea es pura esencia...

    No solo me identifico plenamente con lo que dices, y lo defiendo cuando tengo ocasión:¡ha sido un placer leer cómo lo dices..!

    Me quito el sombrero.

    ResponderEliminar
  7. Francesc, no puedo quitarme el sombrero, porque el sol del modelo 1 a 1 en mi pais me quemaría los sesos... jajaja
    Pero aplaudo tus palabras. Me gusta especialmente que digas que el miedo es aliado del inmovilismo, yo diria más: de la parálisis, que no solo afecta al que la padece, sino a quienes lo rodean.
    Estaba escuchando a Diego Leal Fonseca recién, y puso una frase de leonardo da Vinci que...ahora googleo y se las comparto.
    Más epicureo que estoico! Esa es una buena alineación filosófica, che!

    ResponderEliminar
  8. Impresionante estas reflexiones en "voz alta".
    Yo, personalmente, creo que el punto 5 ("El Miedo"), es uno de los que provocan este no pasarse al carro de las TICs.
    Miedo ...:
    1) ... al "cambio", ya que me siento muy cómo haciendo lo que llevo haciendo X años.
    2) ... al "ridículo", porque seguro que esos críos saben más que yo de X (blogs, redes sociales, twitter, etc).
    3) ... a pedir ayuda a mis compañer@s y o amig@s, porque entonces demostraré que no "controlo".
    4) ... a intentarlo y no saber ni por dónde tirar. Entonces directamente ni lo intento.
    5) .... a cualquier otra cosa.

    No desmerezco los demás puntos, pero el 5 y el 10 me parecen claves!!
    Bonita reflexión, si señor!.

    ResponderEliminar
  9. Me sumo a la propuesta de Ana O. y pienso que colgaré este decálogo en la puerta de mi despacho. Gracias Francesc por dejarlo tan clarito: enseñar es una actitud o como ha dicho el poeta "La lección consiste en el entusiasmo con que se transmite la lección".

    ResponderEliminar
  10. "tu tiempo no era ese"
    me quedo pensando y tratando de "deducir" como ir adquiriendo la "sabiduría" necesaria para reconocer que este si es mi tiempo.
    gracias

    ResponderEliminar
  11. Francesc: joder, lo has clavado. Impecable reflexión. Directamente al Diigo para la formación del profesorado, ¿será una buena idea?

    Enhorabuena,

    Víctor

    ResponderEliminar
  12. Sencillamente espectacular Francesc... para cuando el próximo almuerzo y te lo digo en persona?? ;D
    Yo lo colgaria en mi sala de profes pero estoy seguro que no entenderian nada, así que lo haré!!!

    Y si me tengo que quedar con una frase, me quedo con esta:
    “Mira lo que hago” se impone al “mira por qué lo hago”... Tan solo hay que mirar un poco a los profes progres que queremos cambiar el sistema y ver como también la estamos cagando de lo lindo. Has reflejado a la perfección uno de mis mayores temores en la educación.

    GRACIAS!

    ResponderEliminar
  13. El problema és que les lleis educatives van al darrere dels canvis socials, i gran part del professorat va al darrere de les lleis educatives. Encara pul·lulen els enemics acèrrims de la calculadora en aquests temps del GeoGebra!
    No seria hora de fer una anàlisi crítica dels currículum i adaptar-los a allò que volem que que siga un alumne quan acabe la secundària? Autònom, socialment integrat, capaç d'expressar-se amb qualsevol mitjà al seu abast, persona raonable que adeqüe la veritat a la prova i, en definitiva, fill del seu temps i del seu entorn (en el sentit més extens del terme). Ens suposa massa esforç? És molt de treball de coordinació?
    Molt interessant aquests pensaments teus, aquesta invitació a la reflexió. Gràcies.
    I no et cremes massa. Com deia Galileu: “eppur si muove”

    ResponderEliminar
  14. ...Cuando era chico en Argentina, muchos padres decían, a veces, la frase que me sacaba de mis casillas:_"en mis tiempos", sucedía esto, o aquello.
    Siempre he luchado internamente por ser en cada momento vital "de mis tiempos". Por suerte tengo actualmente padre y madre facebookeros,(digo que es una suerte entre otras cosas porque una vez más ellos han combatido mis prejuicios) que manejan skype, etc. El desafío de este año es hacerlos twitteros... ¿A qué viene todo esto de introducción? A que me parece genial su artículo y paradójicamente me despeja de cualquier atisbo de miedo, ya que esta reflexión ya me ha aguijoneado en el pasado... A qué queramos o no nos haremos con las tecnologías, no tan nuevas ya, afortunadamente...
    Y el desafío sigue siendo no olvidar y apostar a que somos inteligentes y podemos releer cada punto y aplicarnos el cuento (relato magistral aunque le de pudor reconocerlo) Sócrates sigue vigente y ojalá sepamos entre todos aguijonearnos como lo ha hecho en este post que de post no tiene nada. Gracias por lo brindado! un saludo JAVIER

    ResponderEliminar
  15. Ah, qué comentarios, hagamos la reflexión sociológica del nuevo contexto de la familia: "juguetes" como los pc que facilitan la disponibilidad del tiempo en la pareja, pero crean el abismo de la relación, nuestros hijos son los nuevos hijos del tiempo y nosotros?
    Carguemos pues el uso de la interacción-
    Orlando
    Jaimes

    ResponderEliminar
  16. ¡Sin palabras!, desde el claustro de infantil, que por cierto ya he colgado este artículo, creo que es de lo más claro que he leído en estos últimos días y merece la pena compartirlo, compartimos contigo los 10 puntos.
    Felicidades, se puede decir más alto, pero no más claro!

    ResponderEliminar
  17. Otros no nos atrevemos a comentarlo en el claustro ni el departamento, no sea que nos echen a la hoguera... esto es lo que hay también en muchos centros. Enhorabuena Francesc

    ResponderEliminar
  18. Es que estamos obligados a una “tecnología de resistencia" e ignorar las obligaciones administrativas.
    La administración es elefante en cacharrería, llega mal y tarde, nos pide programar por competencias y como medida de la evaluación nos piden una cifra por cada asignatura, así que pasando de la Administración, organizarse es gratis así que no necesitamos ningún sponsor, ni oficial ni privado. Como dice @jordi_a la responsabilidad es de los prof@s, quien quiere cambiar lo hace, y punto.

    ResponderEliminar
  19. Hola, yo soy de ciencias y cuando hice BUP no me iba mucho la filosofía ni las letras. Me gustan las cosas escuetas, los esquemas. Así que he intentado resumir el post a mi manera, para ver si lo he entendido, a sabiendas de que la pifio seguro en algún punto. Pero por aquello del no miedo y porque ya que he hecho el esfuerzo...

    Decálogo de porqué usar las TIC

    1. Para adaptarse a los nuevos tiempos.
    2. Para socializar (objetivo de la educación) con los nuevos medios de socialización.
    3. Porque se puede hacer (como mínimo) lo mismo con las TIC que sin ellas.
    4. Porque no añaden contenido al currículum, son un medio como otro.
    5. Porque si no nos lanzamos, no las utilizaremos nunca.
    6. Porque las ventajas son mayores que las desventajas.
    7. Porque les motiva aunque sólo sea al principio.
    8. Porque es una forma de rebelarse ante la inacción de administraciones y familias.
    9. Porque merece la pena el esfuerzo y así predicamos con el ejemplo.
    10. Y si no quieres ayudar, por lo menos no molestes (este último me quedó claro desde un principio).

    Si el resumen está bien hecho, de acuerdo con todo; si no, espero no haberla c_gado mucho.

    ResponderEliminar
  20. Súper. Y gracias por el resumen, Tafol Nebot!

    ResponderEliminar

Deja aquí tu comentario...